Todas tenemos esa vocecita interna que nos guía con un “sí”, un “no”, un “camina más rápido”, un “no lo compres”, un “no te lo comas”, un “bé[email protected]”, un “no [email protected] llames”, un “escríbele”, un “¡hazlo!”… nos ayuda a tomar decisiones…