Todas hemos visto alguna vez una película de acción. Sí, esas películas protagonizadas por hombres en las que las mujeres aparecen exclusivamente para exhibir sus largas