ARRIBA

¿Cómo aumentar nuestra autoestima?

Ilustración por Cristina Fontán

No ganas nada apegándote o sosteniendo algo que no es para ti porque al final lo único que logrará hacer esa carga es hundirte.

Últimamente hemos recibido muchos mensajes por parte de lolitas que se sienten inconformes, mal consigo mismas y solas. Queremos decirles que no lo están. Es solo que tendemos a juzgarnos con mayor rudeza a la que juzgaríamos a los demás, pues todo el tiempo nos estamos comparando con cientos de personas de las cuales realmente no sabemos nada; la lolita modelo de revista que nos frustra  (cuando ni ella logra verse como aparece allí), la blogger que siempre está viajando y parece que le pagaran por no hacer nada, la amiga que logró graduarse en los semestres exactos, cuando en realidad, no somos ellas y no tenemos que serlo para estar bien. Todas tenemos distintas capacidades y no podemos juzgarnos ni compararnos con otras lolitas.

 

Fenómenos como el auge de internet han aumentado el sentimiento de frustración en nosotras. Todo el tiempo se nos muestran vidas y personas perfectas cuando no es así. La vida va mucho más allá de lo que se ve en las redes sociales. No olvidemos que el éxito no llega de la noche a la mañana y que deberíamos saber sonreír cuando no creemos que sea posible, porque unas condiciones perfectas no podrán asegurarnos eso porque todos los días aparecen problemas y debemos aprender a disfrutar de ese proceso ya que “echaros a morir” no vale la pena.

 

Es por esto que hoy en Lolas Magazine hemos decidido escribir cinco recordatorios para tener en cuenta durante los momentos en los cuales nos sintamos mal, tristes u olvidemos lo mucho que valemos:

 

No compares, ni tus procesos, ni a ti con los del resto:

Tu tiempo es tuyo y no tienes que demostrarle nada a nadie más que a ti misma. Los tiempos de todos son muy distintos, además recuerda que no estás aquí para cumplir las expectativas del resto. No te angusties y trabaja a tu ritmo, sé disciplinada y recuerda también que nada que valga la pena se construye de un día a otro. Comienza desde donde estás y con lo que tienes, no esperes que llegue el momento adecuado o perfecto, créalo.

 

Seguir adelante no es un pecado:

No tienes por qué esperar que vuelva el bizcocho o la amiga que se alejó. No es un pecado seguir adelante, no tienes por qué sentirte culpable al hacerlo, muchas veces algunas circunstancias o personas se presentan en nuestra vida para enseñarnos algo y hasta que no aceptemos esa lección y podamos dejarlo ir, nos vamos a sentir estancadas.

 

Support your local girl gang:

No naciste sola y tampoco estas en una isla abandonada, por eso no debes ver a otra lolita como tu rival. No hay mejor manera para evitar eso que crecer junto a los demás. Ayuda y apoya a quienes se encuentran a tu alrededor cada vez que puedas hacerlo en lugar de juzgarlos y compararlos.

 

Perdonar es un regalo, aprende a dejar ir:

No te aferres, dejar ir es algo que tienes que hacer por ti y no por los demás, Aunque suene a frase de abuelita, estás muy joven y tu vida no tiene por qué estar definida: existen más amores, más trabajos, más amigos por conocer, más lugares por visitar. No te encierres a ti misma, recuerda que cuando no hay nada más peligroso que encerrarte en un pensamiento y creer que solo tú estás en lo correcto.

No ganas nada apegándote o sosteniendo algo que no es para ti porque al final lo único que logrará hacer esa carga es hundirte. Así que continua con tu vida, no lo stalkees más, no busques más a conocidos que sabes te terminaran por contar algo y deja de buscar cosas que puedan hacerte daño.

 

Cuídate:

La verdadera belleza es la que se encuentra en la salud, una persona mentalmente sana tiene una buena energía, come bien, duerme el tiempo necesario y, aunque reconoce sus defectos y debilidades, sabe que lo bueno es mucho más grande que todo eso así que no se deja derrumbar con facilidad. Por eso cuídate a ti misma porque de no hacerlo nadie más lo hará. Deja de posponer tu vida y esperar que la vida te ponga todo en bandeja de plata así tal y como eres vales la pena y mereces la felicidad a la que tanto le huyes.

 

¿Nos faltó alguno? Cuéntennos en un comentario cuál es el recordatorio más valioso que tienen que les funciona a la perfección cuando se sienten mal. Los iremos añadiendo con cada mensaje.

Publicar un comentario