¡SUSCRÍBETE!

¿Quieres unirte a Lolas y recibir una dosis semanal?
ARRIBA
Before Sunrise es una película cautivante porque tiene muy buen guion.

Before Sunrise: una exquisita conversación

Before Sunrise es una película cautivante porque tiene muy buen guion.
No siempre hay que escoger entre ser la que solo ve filmes lights o la que ve filmes con crítica social.

Ilustración por Ana Botero

En Before Sunrise se evidencia la fascinación por la aventura y una revoltura de sentimientos que son provocados por lo desconocido; una chispa de curiosidad, emoción, y ese vacío que se produce en el estomago frente a lo incierto.

Si eres de las que crea y recrea diálogos perfectos en la cabeza, de las que orquesta en la mente las conversaciones más fascinantes –casi merecedoras de un Óscar al mejor guion–, o de las que busca esa conversación exquisita con el “bizcocho perfecto”, eres de las mías.

 

Porque nada es más cautivante que ver una película con un buen guion, robusto de coquetos detalles, de expresiones oportunas y diálogos interesantes.

 

Sin duda alguna, pocos filmes se enfocan en retratar la exquisitez de una buena conversación como lo hace Before Sunrise del director Richard Linklater, reconocido por la película Boyhood.

 

La trama de este filme comienza nada más y nada menos con un tren…y parece que en las buenas historias europeas no puede faltar la locomotora… Pues bien, a este tren nos lo muestran haciendo el trayecto ente Budapest y Viena, ciudad en la que se da el desenlace del filme.

 

Viena es reconocida mundialmente como “la capital musical de Europa”; una ciudad cargada de arte, cultura, glamour y romance… (así que ya saben como dice Billy Joel “Vienna waits for you”).

 

Y sí, ya sé que muchas dirán: — ¿un filme de 1995? No gracias, yo paso… […] es que esos efectos son muy viejos, […] es que prefiero ver lo que está en cartelera […] mmm ¿y no está en Netflix? […] es que no tiene acción… Entre otros comentarios.

 

Pero soy una fiel creyente de que en los filmes se cuentan historias que en cierto sentido acarician algún nervio pequeño y profundo de nuestro ser. Las historias ya sea que se cuenten con imágenes o no, son el lenguaje del alma. Y “no se juzga un libro por su portada”, ni una película por el nombre.

 

Algunas veces nos llenamos de excusas para intentar algo diferente; ya sea en cualquier lado de la balanza, y si bien nos da pereza el solo hecho de intentarlo, también podemos hacernos las intelectuales.

 

Ser solamente de las que discuten de algún filme ganador del galardón (Palme d’Or) Palma de Oro en el Festival Internacional de Cine de Cannes, mientras criticamos la farándula de los premios Oscars, y comentamos de “aquel filme” alemán de casi 3 horas, existencial, casi surrealista, cargado de alguna historia cotidiana y “significativa”.

 

Creo que también podemos decir que disfrutamos horas de las ocurrencias entre Miranda, Carry, Samantha y Charlotte entre zapatos Manolos, Jimmy Choo, cocteles Manhattan y sus bizcochos; o disfrutar del encanto de Brad Pitt en sus mejores años en Meet Joe Black, o reírnos de las locuras de Andie Anderson en How to Lose a Guy in 10 Days y admirar a Jennifer Aniston por sus atuendos noventeros (bastantes chic en la actualidad), siendo Rachel Green en nuestra adorada Friends.

 

¡Y no me malinterpreten! No hay ningún problema en ser de las chicas que disfrutan los filmes muy elaborados, con un trabajo magistral tras bambalinas, elogiados por los críticos más reconocidos, y galardones de los festivales más distinguidos. 

 

Lo que digo es que no necesariamente hay que escoger entre ser la que solo ve filmes lights o la que ve filmes independientes con una historia de crítica social. Así que si disfrutas del cine y tienes una guilty pleasure como los antes mencionados, te aseguro que vas a disfrutar del romance, encanto y misterio de esta divertida película.

 

En Before Sunrise se evidencia la fascinación por la aventura y una revoltura de sentimientos que son provocados por lo desconocido; una chispa de curiosidad, emoción y ese vacío que se produce en el estómago frente a lo incierto.

 

Y como sello del director, si les llega a gustar Before Sunrise y son amantes de las sagas, van a disfrutar de la secuela de esta historia: mismos personajes, diferente escenario, encontrados 9 años después de Before Sunset, producida en 2004.

 

Y para cerrar con broche de oro, Linklater retoma la historia 18 años después de la producción de la primera película, nuevamente con los mismos actores Ethan Hawke y Julie Delpy, encarnando a Jesse y Céline, con una vida totalmente transformada a los dos jóvenes que se encuentran en ese primer tren; Before Midnight realizada en 2013.

Publicar un comentario