¡SUSCRÍBETE!

¿Quieres unirte a Lolas y recibir una dosis semanal?
ARRIBA

Le llegó la época a Cupido, a ese que anda por ahí disparando flechas a lo loco. Al mismo ser místico que tanto los griegos como la cultura popular consideran el dueño y señor de juntar parejas

Hay muchas razones por las cuales decidimos pasar un tiempo solas y darnos un par de meses o años sabáticos del arte del amor y el coqueteo: acabamos de terminar una relación, dejamos de creer momentáneamente en el amor

De lo que más he aprendido de ser virgen a los 26 años, es a echarme cuentos yo misma. A contarme un historia diferente cada día, cada fiesta, cada año; con el fin de no dejarme ahogar con la

Agosto, 2009 “¿Por qué tienes las piernas así de peludas? Deberías afeitarte, se ve horrible.” Me dice el chico alto y delgado de mi clase, uno de los más populares del año. Bajo inmediatamente la mirada a mis piernas

Todas, en algún momento de nuestra vida, nos hemos planteado la meta de ejercitarnos más o de empezar a ejercitarnos, bien sea como propósito de año nuevo, por sugerencia médica o porque sentimos

Internet es como cuando tu mamá te obliga a hacerle una llamada a la tía lejana en su cumpleaños, un mal necesario, pero sobretodo uno al que ya no se puede escapar. Todos estamos en línea

Se acerca la Navidad, y si son como yo, desde ya andan buscando como locas qué regalarle a toda la lista de prospectos navideños. Y es puede parecer fácil, pero no, no lo es, porque encontrar

Para ti, seguro esta es otra historia a la que le diste clic por satisfacer tu leve curiosidad entre memes y boards de Pinterest. A lo mejor te llamó la atención y pensaste: “qué extraño, demás que

Para ti, seguro esta es otra historia a la que le diste clic por satisfacer tu leve curiosidad entre memes y boards de Pinterest. A lo mejor te llamó la atención y pensaste: “qué extraño, demás que

Empiezo por reconocer que no soy una avezada en los temas de discusión sobre género, pero que como ser humano y como mujer me topo a diario con ese montón de comentarios disfrazados de chistecitos