Escrito por Lolas

¡Lolas! Se acerca una de las fechas más polémicas, ya sea para renegar de ella, para decir: eso aquí no lo celebramos, para decirle a nuestras amigas que son el amor de nuestra vida o para usarla como excusa para tener un detalle especial con nuestro [email protected], arrocito en bajo o traga de toda la vida.

Este año será diferente porque no habrá muchas opciones de celebración por la pandemia. Y si la noche quiere terminar muy muy candente, creo que es mejor en casa y con tapabocas -😏 aunque sabemos que será lo primero que caiga-.

Pero no será excusa para que sea menos especial. De hecho, creo que es la oportunidad perfecta para hacerlo aún más íntimo y abrirle el telón al amor hecho creatividad.

Además, es hora de dejar de esperar a que el otro tenga un detalle bonito con nosotras y comenzar a demostrar el amor puro y sincero sin filtros. ¡Tan rico que es querer mucho! El amor se da sin mesura, así que manos a la obra porque este año nos vamos a lucir.

Así que, para comenzar, cojan papel y lápiz y tomen nota de las siguientes recomendaciones que estuve pensando para ustedes. Si tienen una idea que no esté aquí, por favor coméntenla aquí mismo para que todas podamos verlas. Empecemos:

es hora de dejar de esperar a que el otro tenga un detalle bonito con nosotras y comenzar a demostrar el amor puro y sincero sin filtros. ¡Tan rico que es querer mucho! El amor se da sin mesura

Sesión de masajes en casa

¿Qué mejor que lo consientan a uno y nos hagan gemir? Bueno, eso también lo pueden hacer pero por ahora enfoquémonos en: ¡masajes en casa! Hay muchos spa que están ofreciendo el servicio a domicilio, con paquetes de bebidas y cena o baños especiales en cacao y todo eso que suena muy fancy pero que en realidad se siente desesperante (al menos yo no puedo con la sensación de estar embarrada de chocolate… lo mío es comer chocolate, no untarme en él).

Pero nada mejor que tú seas la encargada de crear toda la experiencia. Compra un aceite rico para el cuerpo, ojalá con un olor relajante, algo con lavanda, menta… ponte creativa, hay muchas marcas que lo venden, incluso velas que cuando se derriten sirven para hacer masajes. Es una buena opción para poner el ambiente un poco más íntimo y sensual. Compra un vinito, prende velitas, pon música suave y rica y dale una sesión de masajes y relajación a la persona que amas. 

Si estás con tu amiga del alma, es un súper plan para hacerse mascarillas, faciales y añadirle a eso una buena chismoseada en un jacuzzi o una bañera. De fondo, por favor, pongan reggaetoncito viejo. El contraste es matador.

 

Picnic al aire libre -guardando la sana distancia-

Si definitivamente no quieres quedarte en casa y en tu ciudad no hay restricciones, te recomiendo una escapadita al campo para respirar aire puro. Revisen juntos las opciones más cercanas que tengan y aléjense del ruido de la ciudad. Nada mejor que una canasta con quesos, jamones, panes y unas cervecitas o una champaña para preparar mimosas. Montaditos, media caña y quedan listos para disfrutar el cielo tirados en el suelo.

Además es un plansazo para conocerse mejor. Pueden jugar el juego: ¿Qué harías si…? Te prometo que vas a conocer cosas de esa persona que no conocías ni imaginabas.

Si estás con tu amiga del alma o con tus amigas del alma, este plan es lo máximo. ¿Comida rica, buenos tragos, amigas, verde y tranquilidad? Invítenme por favooor <3.

 

Karaoke con penitencias 😏

Lo único bueno del karaoke es que uno hace el oso con licencia y pueden ponerse retos o penitencias. Para que sea justo, pongan artistas que sean de su época porque equivocarse con Leo Dan o Rocío Durcal es permitido. Pero si quieren ser implacables y ponerle candela, intenten haciéndolo al contrario: cada participante debe cantar el género musical que más odia o menos escucha.

Entre amigas se recomienda: RBD, Andrés Cepeda, cualquier reggaetón viejito, Cristina Aguilera, Shakira y la infaltable Britney Spears (se vale cantar en inglés sin saber qué estamos diciendo).

 

Cocina creativa

Es un plan divertidísimo para hacer en pareja, sola o con las amigas. Piensa en ese restaurante que te encanta, elije mentalmente tu plato favorito y atrévete a hacerlo en tu casa. ¡Qué importa si son o no buenos cocineros! En caso de que duden mucho de sus capacidades, compren un par de lasagnas congeladas o una pizza que puedan recalentar si todo sale mal (prevenido vale por dos).

Es un plan genial para romper el hielo porque les da tema de conversación toooodo el tiempo: desde planear e ir a mercar los ingredientes, hasta cómo se cortan, en qué orden se cocinan y lo rico o maluco que va quedando todo. Además una chupadita de dedo casual para probar la receta puede ser el flechazo de San Valentín. No subestimes el poder de la cocina 😏

 

El clásico: la verdad o se atreve

Yo sé, no tenemos 8 años ni es el 2.000 pero… ¡esto es diversión asegurada! No solo porque es charro y desde el momento cero van a estar riéndose porque se van a sentir como unos niños chiquitos, sino porque despierta la creatividad que no tienen para saber más del otro o ponérsela difícil y hacer que todo apunte al beso tipo chick flick que uno ve en San Valentín.

Pero por favor, antes de poner a rodar la botella tómensela. Nada peor que jugar esto a palo seco (literal).

 

Ahora sí, ¿qué tal te parecieron estas ideas? Creo que a la final cualquier plan con un poco de creatividad, amor y perspicacia puede ser un éxito. Y, sobre todo, que sea hecho con mucho amor. Mientras más detalles tenga, manuales o caseros, más flechará el corazón de la otra persona o de tu mejor amiga.

Avísame si te animaste a hacer alguna de estas y si tienes otras ideas cool en mente. Coméntalas aquí abajo para que todas las veamos. <3

Con amor, Lolas