El_bizcocho_musical-01
Ilustración por Andrea Paz www.facebook.com/ali.peace.ilustra/

El día que lo conocí, juro que el soundtrack de mi idilio romántico comenzó a sonar. Me invitó a uno de sus conciertos y no podía estar más nerviosa. El sujeto que tiene más de 15k seguidores en instagram y una fanaticada de mujeres locas por él, me había invitado a . –¡OJO! Cabe acotar que dicho sujeto es un musiquillo tatuado hasta la conciencia con aspecto de loco desaliñado a punto de rehabilitarse… tenía muchos puntos a su favor–.

 

Pasé horas intentando decidir qué ponerme. No quería usar una playera muy rock and roll como la de los Ramones, ni tampoco verme como una princesita vestida por mamá. Quería que al verme quedara flechado y desde ahí empezara a componer en su cabeza la canción que me dedicaría por el resto de nuestra historia, la que cantaría en nuestro aniversario frente a nuestros amigos, la que les mostraría a nuestros hijos, la que bailaríamos en nuestra boda.

 

Este sujeto me llevó a su casa apenas terminó el concierto, hubo mucho placer, poca música, sin chimenea y con su guitarra desafinada. Después de muchas horas de sexo confirmé que eso era lo único que podía darme: tocar villancicos en las reuniones familiares para quedar bien con mis abuelos, llevarme a su mundo bohemio aburrido y mi papel principal en su vida sería espantar a sus fans enamoradas de una imagen que mucho vende pero poco tiene para entregar.

 

Esa noche decidí no caer más, coger mi ropita, algún CD de su colección y huir de allí. La idea de ser la esposa del rockero quedó tachada de mi lista. Mucho me ha costado criarme a mí, para tener que lidiar con un músico que no hace de mi mundo el festival más esperado de la temporada.

 

> Escrito por Karen, 24 años

 

 


¿Quieres contarnos sobre algún bizcocho o bizcocha en particular? Escribe tu historia en menos de 300 palabras y envíanosla a dramas@lolas.com.co. Añádele una personalidad para que nuestras ilustradoras puedan acercarse a la imagen de tu personaje.

¡Las mejores historias serán publicadas y dignas de compartir con nuestras Lolas!


No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.